TALLER I.L.MOTOR

Diagnosis

Las máquinas de diagnosis para coche sirven para detectar un creciente número de fallos gracias a la gran cantidad de módulos de control electrónicos del vehículo.
Más de uno se preguntará, ¿para qué sirve una máquina de diagnosis de coche si has estudiado mecánica del automóvil? El mismo ejemplo sería que un médico nos dijera que nos pasa solo por medio de la auscultación. Sin hacer análisis, ni ninguna prueba.
El motivo es que los vehículos modernos tienen una creciente cantidad de sensores y de centralitas electrónicas que son como los cerebros que los controlan. Gracias a la información que de ellos reciben, dependen la mayoría de las funciones del vehículo. Así, hay unidades de control en los airbag, el sistema de escape, el ABS y, desde luego, también varias de ellas en el motor.

LA MÁQUINA DE DIAGNOSIS TE AHORRARÁ DINERO

Con una máquina de diagnosis de coche puede saberse en cuestión de segundos si cualquier función del vehículo controlada por una de estas centralitas no se está llevando a cabo correctamente. Así, gracias a estos dispositivos, se pueden detectar casi inmediatamente problemas tan dispares como un fallo no grave de motor –luz naranja-, que puede deberse a que se ha roto una sonda lambda, hasta a que haya saltado un airbag –a consecuencia de un accidente, cosa importante si vas a comprar un coche usado-.
Desde luego y como sucede con las personas, un diagnóstico del coche a tiempo te puede ahorrar sustos mayúsculos, como cuando la centralita del motor está dañada o la bomba de aceite está rota. Además, esta es una operación relativamente barata que no está asociada a los periodos de mantenimiento, ni afecta a la garantía del vehículo.

DIAGNÓSTICO PARA CONOCER EL KILOMETRAJE REAL DE TU COCHE

Algunas marcas han empezado a ofrecer módulos enfocados al usuario final, que se gestionan a través de una app, pero que desde luego no ofrecen ni de lejos las prestaciones de las máquinas de diagnosis de coches profesionales. Eso sí, pueden ser una ayuda si te gusta saber qué pasa debajo del capó. Para poder utilizar uno, debes adquirir un conector especial –normalmente acoplado a una tarjeta SIM- que recibe el mismo nombre que el puerto OBD al que se enchufa el propio módulo de diagnosis.