TALLER I.L.MOTOR

Frenos (Discos, Pastillas)

Los frenos son piezas clave de seguridad en cada viaje. El desgaste del sistema de frenado se ve afectado por la calidad de la conducción y puede provocar la necesidad de realizar un cambio de frenos. Las revisiones periódicas evitarán que unas pastillas de freno en mal estado dañen los discos de freno, y con ello nos produzca un mayor gasto en nuestros bolsillos.

Las pastillas de freno tienen la función de asegurar la frenada en cualquier momento y en cualquier condición. Son elementos de desgaste importante para la seguridad del vehículo. En condiciones normales tienen una duración aproximada de 40.000 km o 50.000 km y se sustituyen cada vez que se cambian los discos de freno.

Es posible encontrar diferentes modelos de pastillas de freno para el mismo coche. De hecho, dependiendo del primer montaje en fábrica, el fabricante puede utilizar diferentes pastillas durante la producción.

Las pastillas de freno utilizadas tienen formas y dimensiones diferentes. En este caso, podrá elegir entre diferentes modelos de pastillas dependiendo de su vehículo. El mejor sistema para identificar la versión adecuada de pastillas de freno es comparar directamente con las pastillas propias de tu coche.

  • Debes hacer un cambio de pastillas y discos de freno en los siguientes casos:
    Cuando lo indique el vehículo a través de un testigo o mensaje en el salpicadero (si lleva sistema de control de desgaste de frenos).
  • Cuando estén excesivamente desgastadas las pastillas de freno o cuando se cambien los discos de freno.

Los fabricantes, recomiendan cambiar el líquido de frenos cada 2 años.

El buen mantenimiento de los frenos te evitará el daño de otras piezas y, además, disminuirá considerablemente el riesgo de accidentes. Nuestra recomendación es que revises las pastillas y discos de freno cada 6 meses o 20.000 km y el líquido de frenos cada 2 años.